Image
Navigation
April 14, 2014

Brand as contention

La marca como contención.-

Este artículo habla sobre la oportunidad que enfrentan las marcas de acercarse a su target y hacerse relevantes cuando sus clientes prospectos atraviesan tiempos difíciles.   En un contexto en el cual los consumidores, debido a la incertidumbre, estancamiento, o abiertamente crisis económica, sienten amenazado su nivel de vida, las marcas que les brinden tranquilidad confirmando su status destacarán de las demás y conectarán de una manera única.

Hace unas semanas tomé un vuelo que partía de la Ciudad de México. Teniendo casi dos horas por “quemar” antes de abordar mi vuelo, me dirigí al salón VIP  de uno de los principales bancos de nuestro País.  En el salón debería haber reinado la tranquilidad, orden y paz propios de un espacio restringido a un grupo muy reducido de clientes.  Al tener que optar entre apartar una mesa, o dirigirme a la barra por café (era imposible lograr ambos), abandoné  el salón, y me dirigí al lounge de la marca del centurión.  Mismo panorama, aún en su área más restringida.  Me decidí por el espacio, la tranquilidad y la comodidad que la sala de última espera ofrecía esa mañana.

Unas horas más tarde, al hacer el check-in en el hotel en el cual habría de hospedarme, hice la fila de servicio preferencial al cual tengo acceso gracias a mi lealtad a esa cadena hotelera.   Tuve que esperar varios minutos para ser atendido ya que, antes de mí, se encontraban otros clientes igualmente leales que yo, y cuyo negocio era para la cadena hotelera tan importante como el mío.

A los pocos días, recibí invitaciones por parte de una tienda departamental, un banco, y una aerolínea, para acudir a eventos exclusivos, destinados a sus clientes preferenciales.  Me fue imposible asistir a ninguno de los tres ya que, cuando intenté confirmar mi asistencia, el cupo de cada uno de ellos ya había sido agotado.  Ello a pesar de que respondí –literalmente- a escasos minutos de haber recibido cada una de las invitaciones.

Lo anterior me llevó a dos reflexiones alternativas: ó las marcas están ofreciendo indiscriminadamente servicios, beneficios y privilegios Premium cada vez a más clientes;  ó (y es por ésta por la que me inclino) las personas, ante la necesidad de sentirse “tan importantes como antes” y, sobre todo, que su situación económica no se ha visto afectada, están haciendo uso de todo privilegio que anteriormente habrían ignorado y que sin embargo ahora les hace seguir sintiéndose VIP, Platino, Black.

¿Qué está haciendo su marca?

Author: Alvaro Pastor

High-caliber brand strategist with extensive multi-national experience on FMCG brands across several product categories and consumer segments.

Submit a Comment